Cuidando a los donantes (Parte 2) – Sigue las pistas hacia relaciones más fuertes: comprométete nuevamente con tu política de privacidad

Déjame adivinar. Tú.

No puedes ver cómo la política de privacidad de tu organización se relaciona con la lealtad de los donantes.
Confías en tus colegas de tecnología para manejar todo lo relacionado con tu política de privacidad.
¿Ya está hecho? Tú sabes que tu organización se ocupó de su política de privacidad hace mucho tiempo, cuando puso en marcha su primer sitio web y envío masivo de mensajes de correo electrónico. ¿Qué queda por decir?
¡Encuentra una pista!
Estas son las razones por las cuales el compromiso con tu política de privacidad es un paso importante para generar reacciones más fuertes con tus donantes.

  1. Los donantes están compartiendo más datos personales que nunca. Tu organización se basa en ideas extraídas de esos datos, por lo que deseas seguir recibiéndolos.
    Pensemos en el Coronel Mostaza. Los datos que tu organización tiene sobre él se han expandido mucho en amplitud y profundidad desde que compartió su nombre y correo electrónico hace siete años para suscribirse a sus correos con consejos sobre alimentación saludable.
    Por ahora, los datos del Coronel Mostaza abarcan múltiples interacciones a través de programas, campañas, canales, y tiempo. Lo que se observó una vez anecdóticamente es ahora un seguimiento sistemático y fácilmente accesible y analizable -siete años de actividad desde su primera donación de $20 a la campaña anti-pesticidas de tu ONG, hasta desuscribirse de los emails con consejos alimentarios, ofrecerse para difundir tus planes en los clubes sociales de la región, remando y recaudando fondos en una regata solidaria hace dos semanas, y, ayer mismo, compartiendo tu pedido de voluntarios con sus amigos a través del correo electrónico-.
  2. El Coronel Mostaza sabe que estás recolectando sus datos. Tú se lo muestras en el email personalizado que le envías a fin de año agradeciendo su voluntariado y su involucramiento en la carrera. A él le encanta esa conexión personal, lo hace sentir como una parte real y valiosa de tu organización y su impacto.
  3. Él sabe que su perfil -preferencias, hábitos y acciones- es valioso para tu organización. Él invierte sus datos en tu organización a cambio de una experiencia relevante y atractiva, como ese correo electrónico de agradecimiento.
  4. Ese es el tipo de experiencia útil y unificada necesaria para conducir a la siguiente acción del Coronel Mostaza.
    Pero necesitas sus datos para lograrla.
  5. Tú tienes estas ideas claves sobre el Coronel porque él confía en que protegerás sus datos. Aquí es donde tu política de privacidad entra en juego. Si fallas -con una política de privacidad desactualizada, incompleta o inadecuada- el romperá con tu organización rápida, furiosa y eternamente.
  6. ¡Mantén la confianza! Examina, revisa y vuelve a comprometerte con tu política de privacidad. ¿Cubre la forma en que tu organización captura, almacena y utiliza todos los datos de los donantes, voluntarios y participantes? La mayoría de las políticas se centran únicamente en la información de contacto. ¿Comunicas a tus donantes lo que estás haciendo en relación con la política de privacidad, haciendo hincapié en el valor que esto tiene para ellos? ¿Están los roles y responsabilidades para el desarrollo, implementación, comunicación y actualización de la política de privacidad claramente definidos y asignados?

La confianza que construyes con el compromiso con una política de privacidad respetuosa le permitirá a tu organización acceder a la fuente de los datos que profundiza sus ideas, fortalece sus relaciones, y motiva a la realización de las acciones que necesita.
¿Cómo cuida tu organización a sus donantes? Por favor, comparte lo que está funcionando, o lo que está dificultando tu camino aquí.

¿Estás interesado en publicitar en el Club de Fundraising?

Contactanos, para que tu producto o servicio aparezca en la comunidad más importante de fundraisers de habla hispana. Contactanos registrandote aquí, o por email a hola@clubdefundraising.com.

Un comentario en “Cuidando a los donantes (Parte 2) – Sigue las pistas hacia relaciones más fuertes: comprométete nuevamente con tu política de privacidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *