Editorial. ¡Volemos en V! ¡Lanzamos el Club de Fundraising!

Volando en V

“Para fin de año duplicamos la base de donantes, hay 500 tenemos que llegar a los 1000. Y en 3 años la organización tiene que poder autofinanciarse”, dijo el manager regional.

Mi respuesta no se hizo esperar: “Perfecto, vamos a lograrlo”.

Realmente mi optimismo rozaba la demencia, mis conocimientos acerca de cómo lograrlo eran nulos. Pero había convencido a un panel compuesto por tres expertos para que me dieran el trabajo. Lo había logrado: era director de fundraising de Greenpeace en Argentina.

De ese momento ya pasaron dos décadas. Hoy me encuentro lanzando este nuevo medio, inspirado en la soledad de esos primeros pasos de mi carrera como fundraiser profesional.

En esos años las fuentes de información en español eran nulas o casi nulas. Lo que se encontraba estaba en inglés, y muy enfocado en procurar fondos de grandes donantes sobre la base de los voluntarios de las comisiones directivas. Yo tenía que hacer todo lo contrario: tenía que buscar donantes de pequeños montos. ¡Muchos!

Gracias a gente que me ayudó fui construyendo mi propia “universidad” para formarme en movilizar voluntades para una causa. Un libro de Mal Warwick, Henri Rosso o Nick Allen; un consejo a tiempo de Fernando Frydman, Julie Crudele o Daryl Upsall; un curso en EE.UU., un congreso en Holanda, un poco de intuición, y el sueño de defender el medio ambiente.

Luego empezó la era digital… y me tiré de cabeza en ella. La bola de nieve se fue armando. Parte de la teoría me sirvió mucho, y lo que no, lo fui inventando a partir de lo que había podido experimentar. Todos esos errores y aciertos me dieron el “título de grado”.

¡Cómo me hubiera servido entonces tener un medio como el Club de Fundraising!

Los años pasaron vertiginosamente. Surgieron organizaciones profesionales como Aedros, ABCR y otras, que dieron un salto de calidad en la comunidad que tiene la responsabilidad de movilizar recursos. Una comunidad que hoy está compuesta por más de 400 millones de hispanoparlantes. Y sin embargo seguía habiendo un espacio vacío, poca información en español de calidad internacional sobre fundraising de individuos y movilización pública (activismo y voluntariado digital, entre otras variantes que no involucran transacciones financieras).

¡Era increíble! ¿Cómo podía ser esto, si en los países que marcan tendencia, el financiamiento de proyectos sociales está solventado por individuos… ¡en un 75 %!?

Así que aquí estamos hoy, lanzando el Club de Fundraising, un medio que quiere hacer un aporte para mejorar la sociedad, brindando  información, casos, testimonios, entrevistas, y nucleando  a todos aquellos que -como yo y muchos otros pioneros del fundraising en español- necesitan acceder a buena información internacional o regional sobre fundraising con individuos.

Y no sólo acceder a buena información… ¡Generar vínculos! ¡Crear redes! ¡Sentir que no estamos solos!

Un club activo y digital. Una comunidad.

Ah… me olvidaba. Nuestro logotipo son tres corazones alados volando en V, juntándose y ahorrando energía para llegar a su destino.

Te invito a que tomemos esta imagen como inspiración, y te pido que sumes tu corazón alado al Club de Fundraising.

Marcelo Iñarra Iraegui
Marcelo Iñarra Iraegui
Director del Club de Fundraising

 

PD: No puedo con mi genio y tengo que poner un “call to action”: sé vos también miembro del Club, es totalmente gratuito y muy fácil. Podés recibir la noticias del Club de Fundaising en tu casilla de correo registrándote aquí, o sumarte en las redes sociales Facebook o Twitter.

¿Estás interesado en publicitar en el Club de Fundraising?

Contactanos, para que tu producto o servicio aparezca en la comunidad más importante de fundraisers de habla hispana. Contactanos registrandote aquí, o por email a hola@clubdefundraising.com.

4 comentarios en “Editorial. ¡Volemos en V! ¡Lanzamos el Club de Fundraising!”

  1. Marcelo, enhorabuena por la criatura! Es verdad que había un hueco a ver si entre todos podemos llenarlo. Contad conmigo para ayudarlos. Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *