¡Llámanos! ¡Dona ahora! ¿Qué hay detrás de un llamado a la acción?

hand-1332778_960_720CTA, call to action, llamado a la acción… Si estás familiarizado con el marketing, sabes de qué hablamos. Es esa frase o palabra con un hipervínculo que colocas en tus posteos, avisos, campañas, e-mails para que quien los lea se sienta tentado de hacer lo que le dices. Es el famoso “llame ya”.

En el caso del fundraising, el CTA es fundamental. No vas a conseguir seguidores, donantes o activistas si no los pides, si no les dices qué quieres de ellos. Te sorprendería saber la cantidad de personas que hacen una donación simplemente porque “se la pidieron”.

Grábatelo: tienes que pedir, y eso está bien. Tienes que pedir, y tus donantes esperarán que lo hagas. Y tu causa necesita que lo hagas.

Aquí van algunas claves para que tu CTA trabaje para ti. No lo subestimes. Considera que no es solo un botón: es la puerta a muchas posibles donaciones.

Determina qué necesitas

No siempre se trata de dinero. Puedes pedir que lean más, que completen sus datos, que compartan en las redes o que interactúen, que donen, que se apunten a un encuentro o un curso. ¿Cuál es el objetivo de la pieza de comunicación en la que estás trabajando? Detéctalo y enmárcalo en un CTA.

Da un mensaje claro

Explica el problema con claridad y dile a tu lector cómo él/ella puede ser parte de la solución. Cuenta cómo actúa tu causa. Usa fechas y cifras si tienes. Haz un solo pedido, para no distraer.

Dirígete a tu público

No es lo mismo hablarle a una persona que a cien, a un Millennial que a alguien de 65 años. Elige el tú, el vos, el Ud., el vosotros. O incluso la primera persona: “Quiero que me llamen”, “Me interesa, quiero saber más”. Segmenta lo más posible tus publicaciones y lograrás más conversiones.

Apela a la necesidad y a la urgencia

Es clave generar un sentido de que no queda más tiempo o vacantes; se acaban los recursos; el momento es ahora. La economía del comportamiento subyace detrás de esto. Debes apuntar a la toma de decisiones. Invita con firmeza. Dales la oportunidad de cambiar el mundo hoy mismo.

Hazlo visible

El botón de llamado a la acción debe tener coherencia visual con la imagen de tu organización, la estética de su sitio. El color, el tamaño, el formato deben transmitir tu mensaje en la línea de tu causa, y llevar sin escalas a tu formulario de donaciones o tu landing page. El CTA debe ir donde el lector lo vea más. Prueba arriba a la izquierda, en el medio de tu e-mail, al final.

Cumple tus promesas

Si ofreces “Leer más”, no lleves a tu lector a un formulario de donaciones. Si hace clic en “Llámenme”, llévalo a completar sus datos sin contratiempos. Y planifica quién trabajará con los datos que consigas de quienes se han inscripto, anotado, donado, completado el formulario. Que todo el esfuerzo no caiga en saco roto.

Dilo una vez más

Un solo botón de llamado a la acción puede no ser suficiente. Coloca más (en el medio de tu e-mail, en el final) y multiplica las posibilidades de que tu lector se tope con él y haga lo que le pides. Si es un posteo, puedes poner tu CTA en el título, y reforzarlo en la bajada. ¡Y no te olvodes de sumar #etiquetas #hashtags y de arrobar en @Twitter!

Prueba, ajusta, vuelve a probar

Y como no se trata de una ciencia exacta, no dejes nunca de probar. Haz un test A/B y mide las respuestas. Ajusta y sigue mejorando. Y recuerda que no se consiguen resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

Cuéntanos cuáles son los CTA que más te han funcionado, y cuáles no. ¡Queremos saber!

¿Estás interesado en publicitar en el Club de Fundraising?

Contactanos, para que tu producto o servicio aparezca en la comunidad más importante de fundraisers de habla hispana. Contactanos registrandote aquí, o por email a hola@clubdefundraising.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *