Hacer suposiciones: un atajo hacia el fracaso

chess-1483735_960_720¿Alguna vez, en tus primeros meses en un trabajo nuevo, preguntaste y te contestaron “Así es como se hacen las cosas aquí”?

¿Alguna vez fuiste el o la que manejaba mil variables a la vez, siempre al tanto de todo, y le contestaste al chico nuevo de tu oficina “Así es como se hacen las cosas aquí”?

Sospecho que muchos de nosotros hemos sido esas personas en algún momento. Es cierto que no podemos pasarnos la vida cuestionándolo todo (y sé que hasta que algo no se rompa, nadie intentará arreglarlo), pero ¿qué pasaría si a las suposiciones del “así se hizo siempre aquí” los combináramos con “y nos estamos perdiendo la oportunidad de hacerlo de una manera mejor”?

Una suposición es un dato aceptado, sin pruebas, como cierto o verdadero.

Todos suponemos cosas todo el tiempo. Por ejemplo, cuando conocemos a alguien imaginamos cómo es, basados en estereotipos o en nuestra propia experiencia. No hay nada malo en eso, es así como los seres humanos solemos actuar. Pero si no somos conscientes de que hacemos suposiciones y no las probamos para verificar si son ciertas o no, en un contexto de fundraising no estaremos optimizando nuestras oportunidades y, lo que es peor, podríamos terminar cometiendo algunos grandes errores.

¿Cuántas suposiciones estás haciendo en tu organización en este mismo momento?

En 2015, Charlie Hulme,Director Gerente en DonorVoice, hizo una pequeña prueba. Les preguntó a seis organizaciones internacionales de las más grandes cuál era la razón por la que sus donantes los elegían a ellos por sobre su competencia. Luego preguntó a diferentes donantes por qué donaban a ciertas organizaciones y no a otras.

Ninguna de las respuestas coincidió.

Si hacemos suposiciones sobre por qué nuestros donantes nos apoyan, sencillamente no podremos enviarles comunicaciones que conecten con ellos. Terminaremos en una situación en la que las personas donarán a pesar de los mensajes que les enviemos, y no gracias a ellos. Imagina cuántos más donantes comprometidos podría tener tu organización y potencialmente cuánto más donarían si se les enviran mensajes que realmente conectaran con sus motivaciones para donar.

Si a un director de la organización le gusta o no, es irrelevante.

¿Has estado alguna vez en la situación de que un colega te dice “Bueno, me gusta” o “Yo no lo haría”? A veces, sólo a veces, es interesante conocer su opinión, pero en el contexto de tu organización, tu colega no suele ser tu público objetivo. Por eso, si a él o ella les gusta subir el Kilimanjaro, o no toman café por la mañana, o incluso odian a los fundraisers que hacen face to face… es completamente irrelevante.

Si construimos una estrategia de fundraising basada en suposiciones acerca de las razones por las que donan nuestros donantes o las maneras en que les gustaría mostrarnos su apoyo, o basamos nuestras decisiones en lo que a nuestros equipos internos les gusta o no… estamos en un terreno peligroso y corremos grandes riesgos de fallar.
Kodak supuso que la tecnología digital no la alcanzaría. Kodak se equivocó.

7 consejos para eliminar las suposiciones y tomar mejores decisiones

1. Si eres nuevo en la organización, tienes una perspectiva diferente y estás en una excelente posición para señalar que “así se hacen las cosas aquí” puede no ser la mejor manera. No dejes de hacer preguntas que cuestionen por qué las cosas se hace de esa manera en esa organización.

2. Si has estado en una organización por un largo período, tómate un un tiempo para escuchar a los nuevos y considerar sus preguntas. Probablemente tengan buenas ideas.

3. Hazte el hábito de chequear todo contigo mismo y preguntarte: “¿Qué estoy suponiendo aquí? ¿Qué pruebas tengo?”.

4. Comprueba tus propias suposiciones. Por ejemplo, pregúntales a tus donantes por qué donan a tu causa, e intenta conocerlos mejor.

5. Verifica tus suposiciones en un entorno real, porque lo que las personas dicen y hacen pueden ser dos cosas diferentes. Por ejemplo, una organización les preguntó a sus donantes si les interesaba que una celebridad mostrara apoyo a su causa. Los miembros dijeron que no, que a ellos les preocupaba la causa por sí misma. Pero cuando una celebridad, y no un director de fundraising, les escribió una carta, el porcentaje de respuestas creció hasta las nubes.

6. Siempre recuerda que no eres tu públco objetivo, y amablemente recuérdaselo a tus equipos internos, incluido el directorio.

7. Haz con tu equipo una reunión para dar por tierra con todas las suposiciones que se hacen en tu organización. Invierte 30 minutos en anotarlas y luego imagina maneras de verificarlas.

Adaptación al español: Club de Fundraising

Si te interesó esta entrada, no dejes de chequear estas 4 razones por las que donan los donantes.

¿Estás interesado en publicitar en el Club de Fundraising?

Contactanos, para que tu producto o servicio aparezca en la comunidad más importante de fundraisers de habla hispana. Contactanos registrandote aquí, o por email a hola@clubdefundraising.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *