Fundraiser: necesitas serlo para contratarlo.

Hace unos meses, alguien me preguntó por qué dedicaba tanto tiempo a preparar las preguntas que le haría a un grupo de candidatos, y le dije que ese era el momento para hacerlo correctamente. Podemos apelar a cruzar nuestros dedos y esperar a haber elegido al fundraiser correcto, pero si no tomamos esta instancia seriamente, es probable que contratemos al candidato equivocado.

Y el fundraiser equivocado puede tomar numerosas y horribles decisiones, hacernos perder tiempo y el dinero de los donantes; pronto se irá y lo que quedará de esa experiencia es un equipo desmoralizado y ningún valor agregado al programa. La cosa es aún peor si el candidato que elegimos no es tan descalificado -digamos que dentro de la media-  y no se va. No por unos diez años, porque tu jefe cree que es lo mejor que hay por ahí y está conforme.
¡Bienvenidos, entonces, a la zona gris de las fundraisings mediocres y sin inspiración!

Por el contrario, busco estar absolutamente seguro de que el fundraiser que vamos a contratar es el correcto. Sólo el fundraiser acertado puede lograr los resultados que necesitamos.

Lamentablemente –y puedes observar que sucede muy cerca de ti- a las personas equivocadas se las designa todo el tiempo para los puestos cruciales en fundraising. ¡Y es siempre un puesto decisivo! Están en todas partes y en todos los niveles; incluso forman parte de tu equipo. ¿No sería genial si todos los colegas con los que trabajas fueran los especialistas que dicen ser en LinkedIn? ¿No sería genial que tu jefe fuera el líder visionario que esperaste tener toda la vida?

Entonces, ¿por qué contratamos malos fundraisers?

162970439_c280d4ada8_o
Evita la frustración de contratar un mal fundraiser, y toma todos los test que hagan falta

Muchas cosas pueden salir mal. En algunos casos, las personas incorrectas forman parte del equipo de reclutamiento de personal. Ellos hacen preguntas equivocadas y las respuestas –que pueden ser equivocadas o no– son interpretadas de manera equivocada. ¿Por qué? Porque ellos no comprenden profundamente el área que están contratando.

Si contratas a alguien para reclutar personal con conocimientos específicos, y tus reclutadores no forman parte de tu especialidad, es probable que no sepas si la persona que tienes sentada frente a ti es el candidato adecuado. Realmente, no lo sabes. Por eso, debes incorporar expertos que puedan ayudarte en la evaluación.

Si se nombra a la persona equivocada, el costo para la organización puede ser enorme y perderás futuros ingresos para tu organización. Por otro lado, la persona adecuada puede transformar tu fundraising y llevarla a un nivel más alto. Tanto los donantes como los beneficiarios estarán agradecidos si contratas al mejor.

Si miro hacia atrás, creo que tengo un buen historial. La mayoría de las personas que he contratado durante mi carrera fueron colegas valiosos y excelentes fundraisers. ¿Por qué? Porque yo soy uno de ellos; he cumplido la función que ellos solicitaron y esa es una gran ventaja.

Estas son algunas de las pautas a seguir cuando buscas contratar al mejor fundraiser:

  • ¡Publica el aviso de trabajo como un aviso en lugar de una descripción de puesto!  Necesitas promocionar el puesto de trabajo y que se postulen la mayor cantidad de grandes profesionales. Las descripciones de trabajo no suelen ser muy atractivas, por eso, cuando lo hagas, descríbela de manera que a la gente pueda interesarle. Considero al fundraising como una profesión de gran demanda y escasa oferta, por lo tanto, es necesario un esfuerzo adicional.
  • Difunde la noticia lo más que puedas en audiencias relevantes: obviamente, en sitios web de oferta de trabajo, pero no te olvides de la red de tus contactos. Si ellos son muy dedicados –¡como debe ser cualquier buen fundraiser!- deben haber conocido muchos fundraisers talentosos a lo largo de los años y tienen una red de colegas buenos y competentes.
  • Haz la preselección realizando una clasificación basada en criterios de evaluación, como por ejemplo ambición, liderazgo, iniciativa empresarial, conocimiento del mercado, visión sobre innovación, adaptación a la organización, conocimiento de la estrategia de fundraising, bases de datos, experiencia en la adquisición de donantes, en programas de retención y de alto valor, etc.
  • No reduzcas el tiempo de la primera ronda de entrevistas. Si quieres encontrar al mejor fundraiser, es probable que tengas que hablar con ocho personas en lugar de cuatro… doscientos cuarenta minutos más valen la pena, cuando se trata de encontrar a la persona indicada.
  • Reúne a entrevistadores que sean fundraisers. Si no dispones de ellos en tu organización, contrata a alguien de afuera.
  • Planifica varias rondas de entrevistas para estar absolutamente seguro; es la decisión más importante, entonces, no tomes el camino más fácil. En una de las rondas de entrevistas y para determinados puestos, sería muy útil que les presentaras una evaluación, les solicitaras una presentación o una tarea.
  • ¡No te conformes con menos! Si no puedes encontrar lo que buscas, ¡sigue buscando! Mantén la vara en el nivel que necesitas. Si estás absolutamente convencido de que el talento que estás buscando no se encuentra disponible –y no puedes cambiar parámetros tales como el salario o determinadas competencias-, entonces sé consciente de que debes invertir en tu nuevo colega para conseguir la velocidad y el nivel que estás buscando.
  • Comprueba las referencias. No la oficial, porque es una formalidad cordial. Incluso te servirá para descubrir por qué tu candidato ha estado rotando de trabajo o desea dejar su puesto actual y está en búsqueda de una nueva posición. Consulta en tu red y pide información.

Espero que esto te sea de ayuda. ¡Buena suerte!

PD: Por favor, deja tu comentario, aquí abajo, acerca de las pautas que tú sigues.

¿Estás interesado en publicitar en el Club de Fundraising?

Contactanos, para que tu producto o servicio aparezca en la comunidad más importante de fundraisers de habla hispana. Contactanos registrandote aquí, o por email a hola@clubdefundraising.com.

Un comentario en “Fundraiser: necesitas serlo para contratarlo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *